fbpx

El Coronavirus y las Bolsas

Desde el pasado mes de febrero de 2020, es una realidad que las bolsas han sufrido un escalabro increíblemente fuerte. Se han hundido con mayor profundidad incluso que desde la debacle sufrida tras la caída de Lehman Brothers que en 2008 dejó a muchos inversores, entidades, gobiernos y asociaciones… “Totalmente desplumados”.

Y es que casi todos los parqués de los países desarrollados han tenido un duro golpe desde comienzos de este año con el famoso Covid-19, con un impacto que aún se sigue evidenciando en los mercados financieros y cuyo calado todavía iremos viendo trasladarse a cada estrato económico y social durante todo este año.

Lejos de ver el posible alcance de esta pandemia global, la enfermedad ha dejado muchos damnificados en lo que la economía se refiere, ya que empresas y negocios de todo el mundo han tenido un gran “parón” sin precedentes. Industrias de todos los sectores, incluso las compañías dedicadas plenamente a los servicios, han tenido sus “vacaciones obligadas” desde hace unos meses.

La situación no parece que vaya a cambiar muy rápido, pero si nos ponemos a hablar de oportunidades en el mercado o ciertos apuntes para la recuperación económica, tendríamos que explicar 2 cosas:

  1. El mercado ha sido duramente castigado con fuertes bajadas en prácticamente un par de meses. Por ello, muchas de las compañías de todo el mundo que cotizan en bolsa presentan ciertas rebajas que deberíamos aprovechar en el medio plazo. No sin antes, evaluar concienzudamente nuestro horizonte temporal, ya que, podrían continuar las bajadas en la segunda parte del año y con ello las plusvalías de nuestra inversión podrían peligrar.

En este caso, los vehículos de inversión más propicios serían las acciones y ciertos bonos.

2. En segundo caso, está más que comprobado que las “manos fuertes” han sacado su porción del pastel en todo este asunto. La realidad es que las bolsas de todo el mundo estaban muy sobre compradas y era necesario un ajuste o corrección después de ciertos años de bonanza. Por esta razón, la continua manipulación será nuestro “menú semanal” a lo que la bolsa se refiere.

Como inversores deberemos prestar más atención a los gráficos y menos a las noticias, ya que serán el “caballo de Troya” que seguirán utilizando para adormecer a la masa y captar todo su dinero. Sin estos participantes, ellos no tendrían contrapartida para ir deshaciendo los miles de millones que ya han captado con todas estas bajadas.

Lo más inteligente como traders, sería, saber como situarnos en los momentos de confirmación de la tendencia de fondo. Es decir, cuando el precio comience a dar indicios de cambio confirmado, y no solamente porque haya momentos de esperanza por una pronta recuperación, un buen dato económico o se ponga feo el panorama global, ya que en cualquier caso, provocarán el efecto contrario en los grandes movimientos de estas Ballenas.

Deja un comentario